Cáncer de piel, cómo prevenirlo gracias a la dermatoscopia digital

Del total de tumores diagnosticados cada año a nivel mundial el cáncer de piel representa actualmente alrededor del 50%.

Este tipo de cáncer se produce a partir de la formación de células malignas en los tejidos de la piel que posteriormente crecen de manera descontrolada. 

Existen dos tipos de cáncer de piel: cáncer de piel melanoma y cáncer de piel no melanoma. El primero representa una incidencia menor, aún así, es el más agresivo y el responsable del 65% de las muertes por cáncer de piel a nivel mundial. 

El diagnóstico precoz y, por supuesto, la prevención son las mejores herramientas para combatir este tipo de enfermedad visible y fácil de reconocer. El diagnóstico anticipado ha hecho que la tasa de curación aumente hasta el 80% en los casos de cáncer de piel. 

¿Cuáles son los principales síntomas?

El sol y su radiación ultravioleta es la principal causa de la aparición del melanoma, así como otros tipos de cáncer cutáneos. Esta enfermedad se manifiesta en las zonas de nuestra piel más expuestas al sol, como las manos o la cara.

 

Signos más evidentes:
– Aparición de bulto ceroso o perlado.

– Manifestación de lesión plana de color marrón.

– Nódulo rojo.

– Persistencia de una úlcera con costras y sangre.

– Aparición de una lesión plana con superficie escamosa y costras.

¿Cuáles son los principales síntomas?

Un elevado porcentaje de casos de cáncer de piel se pueden prevenir y sobre todo curar gracias a un diagnóstico a tiempo. 

La aparición de lunares y el cambio de estos debe ser revisado ya que estos pueden evolucionar hacia lesiones cancerígenas. 

Es importante la autoexploración de lunares prestando atención a los siguientes puntos:

Asimetría. La mitad de un lunar se ve diferente a la otra.

Bordes irregulares. El contorno del lunar mal definido o borroso puede ser signo de melanoma.

Color. Los lunares particularmente oscuros o multicolores pueden conllevar riesgo. Los negros aumentan la sospecha. 

Diámetro. Una manga o lunar de más de 6 milímetros de diámetro es señal para acudir al dermatólogo. 

Evolución. Cuando un lunar modifica su tamaño, forma o color y además pica, se inflama o sangra, este debe ser controlado por especialistas. 


La dermatoscopia digital es la clave para un diagnóstico precoz del cáncer y otras enfermedades cutáneas.
FotoFinder es el especialista en tecnología punta para la visualización de la piel que no solo revela el estado de los lunares, sino que, además permite detectar a tiempo la existencia de nuevas lesiones. 

Logo-Techderma

TechDerma, con su amplia experiencia en el sector, su portfolio de soluciones integrales y su excelente servicio de atención y acompañamiento al cliente, se convierte en el socio ideal para optimizar los resultados de las clínicas dermatológicas